La persistencia se paga


Hay muchos factores que intervienen en la creación de un negocio exitoso pero uno de los más importantes es la persistencia.

En este artículo, examinamos la cultura cambiante del mundo de los negocios y la mentalidad de los millennials.

A nuestro alrededor, nuestros hijos y los millennials parecen estar convencidos de que el trabajo debe estar en sus términos y libre para vagar por donde quieran, como nómadas digitales o que pueden convertirse en famosos con la menor cantidad de trabajo posible, que si trabajas lo suficientemente inteligente no tienes que trabajar duro; sin embargo, la mayoría de nuestra generación se basó en el principio de que si no trabajas duro, no llegarás a ninguna parte.

Tampoco es del todo cierto; no solo se puede trabajar duro y tener éxito sin trabajar de manera inteligente, al igual que no puede hacerse únicamente de manera inteligente y esperar tener éxito sin un poco de arduo trabajo involucrado por ti o por otra persona.

Estos dos elementos de trabajar duro y trabajar inteligentemente también son completamente inútiles sin el tercer elemento de persistencia.

Aplicando los elementos

Un buen ejercicio para hacer con tus hijos y mostrarles estos tres elementos es el siguiente: llévalos a una caminata para llegar a la cima de una montaña o colina que sabes que tiene una hermosa vista y piensa en algo agradable o conmemorativo que puedas darles cuando lleguen a la cima.

Primero asegúrate de que están interesados en el ejercicio. Luego cerciórate de hablar con ellos para que comprendan la manera de subir la colina, que tienen bebidas deportivas y bocadillos, que tienen mochilas y el equipo adecuado: esto se llama trabajar de manera inteligente.

Luego comiencen la caminata y suban la colina, esto se llama trabajar duro. Probablemente se cansen y tus hijos puedan quejarse de que quieren regresar. Inspíralos, habla con ellos sobre la vista y cómo lograr el ejercicio.

Haz que empujen hasta que lleguen a la cima contigo: esto se llama persistencia. Habla con ellos en el camino, cuéntales chistes, comparte historias, haz que el viaje valga la pena pero -lo más importante- que vean que la persistencia vale aún más. Todos los grandes atletas persistieron. Todos los grandes artistas persistieron. Todos los grandes negocios persistieron.

En conclusión…

Debes darte cuenta de que hay una máquina entera trabajando contra ti. Los influyentes, los artistas de Instagram y los vendedores de dinero rápido están tratando de convencer a todos de que puedes tener fama o éxito de un día para otro.

Lograr un amplio reconocimiento se ha vuelto más accesible a través de Internet puesto que hay muchos ejemplos de “éxitos de la noche a la mañana”.

Hay un aspecto de adquirir fama instantánea pero construir algo que perdura, algo que eventualmente trasciende y que será permanente, sigue teniendo los mismos desafíos que se han tenido por los últimos cien años. Y uno de los elementos clave para superarlos es la persistencia. Si puedes enseñarle esto a tus hijos, no solo tendrán una ética empresarial más sólida, sino que también serán seres humanos más fuertes.

Verde y rojo, la combinación perfecta: Tiger Woods

Tiger Woods

Tiger Woods movió la tierra y nadie que siguió en televisión ese domingo surrealista lo olvidará; tampoco olvidará  la forma en que los rugidos se elevaron por encima de los imponentes pinos.

Nadie olvidará la escena en que el hijo de Woods, Charlie, cayó en los brazos de su padre después de su récord de triunfos y derribando su victoria a los 21 años en 1997. Woods había dicho que sus hijos pensaban en él como un golfista destacado de internet y los videojuegos, pero como algo completamente diferente en la carne.

“Solo sabían que el golf me causó mucho dolor”, dijo Woods sobre sus hijos.

El Tigre tuvo un flashback de 2018 cuando dejó escapar una ventaja en el Open contra el mismo rival que tenía que vencer ese día, Francesco Molinari, además debía contener al nuevo rey de los majors, Brooks Koepka.

El juego

Tiger se despertó en la oscuridad de la noche y preparó su cuerpo para una batalla que comenzaría a las 9:20 a.m. hora local, ya que los organizadores en Augusta National querían vencer las tormentas pronosticadas.

Woods se negó a dejar que nada ni nadie se impusiera en su camino al saco verde. Sufrió bogeys consecutivos en los números 4 y 5 al caer tres detrás de Molinari y parecía destinado a otra gran decepción. Pero el caddie de Tiger, Joe LaCava, comenzó a maldecir a su jugador. Luego, Woods se metió en un baño y se maldijo a sí mismo antes  de que saliera un nuevo hombre.

LaCava le había dicho antes: “no pierdas la tensión, pero necesito que te sueltes. No cargues el peso del mundo sobre tus hombros”.

Woods permaneció en equilibrio el resto de la ronda. Esperó a que Molinari, generalmente un hombre de acero, se rompiera bajo la presión. Y el crack Molinari seguramente lo hizo en el hoyo 12, donde envió su bola al agua, Koepka también lo hizo.

Los fanáticos del tigre, que miraban desde el tee box, comenzaron a gritar y chillar. Todo el juego había cambiado y cuando la lluvia comenzó a caer y los paraguas verdes y blancos empezaron a aparecer por todo el campo, esos fanáticos marcharon a través de los árboles como si el sol hubiera salido y los cielos estuvieran perfectamente azules.

La galería, que había estado tan tranquila como una iglesia a medianoche, explotó cada vez que Woods se preparó para tirar, y el ganador apretó su puño y enfáticamente lanzó sus brazos al aire mientras dejaba escapar un grito liberador desde sus dedos de los pies.

Lo que Tiger quería

Tiger había vencido a los dos hombres que le habían negado grandes victorias el año pasado, Molinari y Koepka. Él quería abrazar a su madre, Kultida, que había pasado la ronda final en la casa club gritando delirantemente a la imagen de su hijo en la televisión.

Tiger Woods solo quería abrazar a sus dos hijos y que vieran, con sus propios ojos, que el jugador de YouTube es en realidad su padre, el jugador más imponente en la historia del golf y que pudieran ser testigos que la combinación perfecta es una camisa roja, una gorra negra y el saco verde.

Por Juan Carlos Moreno Valle

Green is the new black: moda sustentable

Por Fernanda González
A estas alturas del partido creo que no te tomará por sorpresa si te digo que la industria de la moda es una de las más dañinas para el medio ambiente; sin embargo, nos hemos vuelto tan dependientes de las marcas de fast fashion – piensa en Zara, H&M, Forever 21 – que rara vez pensamos en las consecuencias que estas causan.

En honor al Día Internacional del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, escribí este artículo para darte algunos datos sobre la industria y mencionar marcas mexicanas sustentables que podrían ayudar a reducir el impacto negativo que la moda tiene sobre el planeta.

¿Sabías que para producir una sola playera básica de algodón se consumen mas de 2,000 litros de agua? ¿O que el proceso de lavado de ese par de jeans que tanto te gusta ayudó a la contaminación de ríos mexicanos con sustancias tóxicas para la fauna marina, así como seres humanos que viven cerca de esos cuerpos de agua? Pues si, nuestra falta de información siempre es una buena excusa para evitar actuar y no sentir culpa.

No todas son malas noticias.

En los últimos años nos hemos concientizado del daño que le estamos haciendo al planeta y hemos exigido que las marcas lo hagan con nosotros. Aunque los pasos han sido pequeños, cada vez son más significativos. Por ejemplo, se han desarrollado nuevas fibras y métodos de producción que generan un menor impacto en el ecosistema, además se ha promovido el movimiento de slow fashion y hemos puesto de moda la ropa vintage.

En México puedes encontrar varias marcas con alternativas sustentables con las que podrás satisfacer tus necesidades sin culpa. Algunos ejemplos son Amor & Rosas, que produce ropa de algodón orgánico y fibra de cáñamo, también apuesta por el movimiento de slow fashion y su ropa es confeccionada por artesanos de alrededor de la república. Cara Larga, una marca de accesorios de alta calidad, increíbles y súper diferentes hechos de materiales crudos. Someone Somewhere, marca que en su producción utiliza algodón reciclado y trabajan con comunidades oaxaqueñas y chiapanecas para crear productos únicos.

Si te interesa el tema, te invito a ver el documental The True Cost que puedes encontrar en Netflix. También puedes leer el reporte Hilos Tóxicos: Al Desnudo, publicado por Green Peace, sobre la contaminación generada por la producción de mezclilla en México. Y claro, siempre puedes investigar un poco en internet y redes sociales sobre alternativas sustentables.

Ahora que sabes un poco más sobre los daños de la industria, te invito a que cuando vayas de shopping te preguntes si puedes encontrar una alternativa sustentable o si verdaderamente necesitas comprarlo. Cada decisión que tomas tiene un gran peso en el impacto colectivo que, como sociedad, le causamos a nuestro planeta.

Si los edificios hablaran: arquitectura y emociones

Por Isabel Haces
Hoy te quiero contar cómo percibo la arquitectura; advierto que mis ojos son cursis o también podría decir que son sensibles, empáticos y apasionados. Cada vez me encuentro más convencida que la vida es cuestión de perspectiva, cada quien ve con ojos distintos.  Esos ojos que ven de todo, que lo sienten todo, todo el tiempo. Quizá son overly sensitive pero me mantienen conectada a todo lo que me rodea, lo que veo, vivo y hago.

La arquitectura es -para mí- la capacidad de generar en la gente distintas emociones a través de elementos tangibles. Es ese espacio capaz de contar historias, revivir memorias y escribir en cada ser humano cuentos distintos. Para mí no hay tendencias ni modas, la arquitectura es cuestión de sensaciones.

Bajo esta perspectiva los edificios recobran vida más allá de sus texturas, formas, tamaños y colores. Los edificios se convierten en ciudad y la ciudad en un elemento único. Algo parecido a lo que pasa con la esencia de las personas; los edificios se convierten en paredes que oyen. Bien decía mi tía Ana que ella veía su casa muy bonita pero no sabía lo que su casa pensaría de ella. Las puertas nos hablan de ciclos, de momentos de quedarse, irse, mudarse y soltar. Pareciera que son un calendario; habrá muchas puertas que abramos y cerremos varias veces pero también habrá las que cerremos por una última vez.

Es ahí en donde la arquitectura se conecta con lo que sentimos y vivimos; ventanas que son ojos, ojos que ven hacia la calle y miran a los típicos novios dándose un beso debajo de un balcón pero, a veces, también son ojos interiores en donde chismeamos los pleitos y problemas de la vecina.

Y es que si los edificios hablaran, algunos nos contarían historias de amor, otros -sin duda- irradiarían sabiduría, también hay los que contarían guerras, conspiraciones e ideas millonarias. Muchos otros nos explicarían la muerte, el desamor, el fracaso. Por eso me cuestiono ¿somos nosotros quienes damos vida a los edificios? o ¿son los edificios quienes condicionan nuestra historia? Me parece que es la primera, que la arquitectura sin el hombre está muerta.

Y es que no es que las paredes oyen, ni que las puertas se abren y se cierran en nuestra vida, ni que las ventanas son los ojos que nos observan. Todo esto en realidad pasa en nosotros, en lo que nos acontece por dentro, en lo que sentimos, en lo que somos, en el significado que le damos a los espacios, en las memorias que escribimos dentro de ellos. En ese primer hogar que convertimos el lugar donde nuestra familia creció, mientras para otro representa la libertad de divorciarse y salir de su conflictiva casa y su nueva guarida, para otros representa un infierno, el sitio donde el abuelo agonizó durante meses. Así es, los mismos tabiques, vidrios, madera y tapicería contarían cosas distintas, incluso contarían con palabras diferentes una misma historia, pues todo es cuestión de perspectiva.

Mazunte

Por Leticia Rodríguez MuñozMazunte, un pueblito sobre la costa del Pacífico en Oaxaca no suena nada mal para tus próximas vacaciones.

Se dice que su nombre proviene del Náhuatl y significa “por favor deposita huevos aquí”; de hecho, hace algunas décadas este destino se volvió famoso por la gran cantidad de tortugas marinas que llegaban, convirtiéndose tristemente en el mayor centro de caza de tortugas marinas en México.

Pero fue en la década de los 70 cuando se prohibió la recolección de huevos y la economía local se volcó totalmente al ecoturismo

Actualmente Mazunte es conocido por comerciar cosméticos 100% naturales, organizar el Festival Internacional de Jazz y por albergar al Centro Mexicano de la Tortuga, en donde, dependiendo la temporada en que lo visites, se pueden ver tortugas, mantarrayas, delfines e incluso ballenas.

El lugar no cuenta con grandes hoteles pero apuesta por proyectos con experiencias más personalizadas, si buscas alejarte del turismo masivo este es el lugar para ti.

¿Qué ofrece Mazunte?

Te recomiendo ver el atardecer desde Punta Cometa, una pequeña montaña llamada “Cerro Sagrado”, el cual es considerado un lugar mágico y curativo, en donde el cielo y el mar se unen regalándonos un deleite visual cuando el sol se esconde desde un acantilado al borde del abismo.

Una de las sorpresas que ofrece Punta Cometa es la Playa Mermejita, un territorio virgen con distintas tonalidades de arena grisácea debido a la gran cantidad de minerales; indispensable ir con tenis o zapato cómodo y un poco de agua para que la caminata sea más agradable.

Si ya estás por la zona, vale la pena escaparse un día para visitar San Agustinillo, Zipolite y la Laguna de Manialtepec, en este último se puede apreciar la bioluminiscencia, una experiencia que todos debemos vivir al menos una vez en la vida. Para hacerlo, es necesario ir en un tour con alguna persona local por la noche.

Al adentrarte en la laguna millones de micro-organismos llamados dinoflagelados hacen una reacción química que produce un destello o tipo de luz, un espectáculo que se puede apreciar cuando nadamos en la laguna de noche. Es importante ir en época de lluvia ya que el porcentaje de bioluminiscencia varía según las estaciones.

Mazunte, es un lugar para conectar con la naturaleza y reencontrarnos con nosotros mismos. Aquí se encuentran los mayores placeres de la vida como nadar en el mar, ver un atardecer, no tener reloj, leer un buen libro debajo de una palmera, sentir la arena caliente en los pies, disfrutar de un coco o un jugo recién hecho, comer mariscos frescos, ir a una clase de yoga, hacerte un facial natural y un masaje, liberar una tortuga, tomarte un mezcal o ver un espectáculo natural de luces.

Eso y más nos ofrece este místico oasis.

El extraño caso de las nuevas series mexicanas

Por Francisco González QuijanoEs muy curiosa la contradicción que existe entre los fanáticos consumidores de streaming audiovisual, muchísimos de ellos hicieron memes para aclarar, por si acaso, que preferían las series de Netflix por encima de Blim y, por lo tanto, que les sería más agradable ver una película del peor actor de Hollywood que de cualquier producto de la televisión mexicana que tanto nos idiotizó.

Creo que no pasó más de un año cuando Netflix anunció la serie de Luis Miguel. Era lógico que la serie tuviera un gran éxito, pues la generación de fans que representan la época gloriosa del cantante ha evolucionado, son cool y ahora ven las cosas por internet. Hasta ahí la contradicción toma forma pero hay muchísimo más.

Casi en paralelo se estrenó una especie de Mujer, Casos de la Vida Real con forma de biografía de José José y solamente meses después, los mexicanos anti Blim se volcaron con euforia a ver una telenovela con formato de serie en la que su protagonista principal y más aplaudida es Verónica Castro: La Casa de las Flores, cuyo chiste mejor logrado es burlarse de la clase alta mexicana. Curioso.

Las tres series tienen cosas buenas, la más importante es que son más atrevidas que sus predecesoras made in Televisa; hoy esas personas que no veían un beso con lengua o fumar en televisión, ahora ven igual a una señora de alta sociedad consumir marihuana que besos con lengua entre personas del mismo sexo; y los recórcholis se convirtieron en frases normales de la grosería nacional.

Por otro lado, también han mejorado las actuaciones y se nota el avance en la tecnología de producción. Ayuda, además, que en estos días hay más argumentos para hacer un chiste de referencias pop, por ejemplo: es gracioso ver al personaje de Verónica Castro cantar por despecho una canción de su hijo Cristian o ver al verdadero, actual y gordo Luis Miguel, aplaudir al actor que lo interpreta como si fuera uno más entre el público.

No todo es malo…

No todo es malo; sin embargo, a ver quién nos va a creer que ya no queremos Blim o Televisa y si queremos otros contenidos. No estaría mal un poco de honestidad.

Siempre hay una musa

Por Claudia PayanLa relación entre el artista y la musa es tan complicada como variada. Para algunos, la musa sirve como fuente de inspiración en el proceso creativo; para otros, es un producto de la imaginación que ayuda a enfocar la mente en la tarea en cuestión.

En el sentido tradicional, las musas son fuentes independientes de creatividad que permiten a todo tipo de artistas dirigir su visión; sin embargo, en el mundo de la moda disfrutan de una multitud de roles. Además de proporcionar estímulos, muchos diseñadores las eligen por la forma de su cuerpo, y en este sentido, la musa puede convertirse en un maniquí viviente que habla y da comentarios, unos constructivos y otros no tanto.

En esta edición te presentamos algunas de las más importantes relaciones de diseñador/musa que han surgido a través de la historia.

Hubert de Givenchy y Audrey Hepburn

Una de las relaciones más exitosas y clásicas fue la unión de Hubert de Givenchy y Audrey Hepburn. Lo que comenzó como una amistad cuando los dos se conocieron en el set de la película Sabrina en 1954, pronto floreció en un vínculo de trabajo que abarcó muchas décadas. Esto establecería a Givenchy como uno de los diseñadores más destacados de su época y ayudó a convertir a Hepburn en un icono de estilo internacional.
Esta alianza inició la idea de la relación entre diseñadores y musas en los años siguientes. Las casas de moda comenzaron a apostar por las celebridades como nunca antes, sabiendo que tener prendas, asociadas a estos personajes, abriría su marca a un mercado completamente nuevo. Esta es una tendencia que ha persistido hasta entonces: John Paul Gaultier y Madonna, Marc Jacobs y Sofia Coppola, Donatella Versace y Lady Gaga son sólo algunos ejemplos.

Yves Saint Laurent y Betty Catroux

Desde hace años, Saint Laurent ha usado muchas personalidades para este papel, como Catherine Deneuve o Victoire Doutreleau; sin embargo, una ex modelo de Chanel en particular ha destacado del resto: Betty Catroux.
Esta relación surgió cuando los dos se conocieron en las primeras etapas de la carrera de Saint Laurent en el club nocturno de Régine en París. A menudo, Saint Laurent se refería a Catroux como su hermana gemela, haciendo alusión a que su pelo rubio la diferenciaba de sus otras musas.
Su estilo ligeramente andrógino fue la base de muchos de sus diseños, incluido el traje pantalón que halagaba sus largas proporciones. Al igual que muchas de sus musas, ella nació en la aristocracia, pero logró mantener un borde rebelde, característica que llegó a permanecer en la estética YSL.

Olivier Rousteing y Kim Kardashian

Descrita como la musa perfecta para Balmain, el estilo ostentoso de Kim Kardashian es el complemento ideal para las creaciones de Olivier Rousteing. Rousteing ha dicho que le gusta vestir diferentes formas del cuerpo, diferentes mujeres, diferentes personalidades y diferentes orígenes, teniendo una inclinación por las mujeres fuertes, cualidades que envuelven la figura y personalidad en Kim Kardashian, por lo que los dos comparten un vínculo creativo inigualable.
Sobre la influencia de Kardashian, Rousteing dijo una vez: “Elijo musas que en realidad son realmente diferentes y modernas; las elijo porque son contemporáneas, son parte de este nuevo mundo. Ella es mi amiga, es una mujer que amo por diferentes razones”.

El diseño gráfico y tu negocio

Por Ana Sofía LópezLa exigencia de cambio ha hecho que las organizaciones necesiten un diferenciador para sobresalir unas de otras, siendo el diseño gráfico una de las opciones que puede generar este diferenciador.

Un ejemplo claro son las redes sociales, estructuras que se han convertido en un verdadero potencializador para dar a conocer empresas y así entrar en juego con la competencia. Esta profesión tiene una variedad incalculable de herramientas que ayudan a los negocios a destacar; por esta razón, enlisto -por importancia- una serie de temas que harán un cambio en tu empresa para que puedas entrar al juego de una manera correcta:

Imagen corporativa

Este concepto es el esqueleto de la marca; por ello, se debe dar una primera impresión de modernidad. La actualización del logotipo, tomando en cuenta las tendencias de diseño, es el camino más viable. ¿Cómo saberlo? Simple, esto puede ser medido por el tiempo que la empresa lleva con el mismo logotipo. Hay que destacar que los cambios pueden ir desde la tipografía hasta los mismos colores.

Packaging

Este es considerado el segundo paso; no necesariamente hablamos de necesitar un empaque. Si tu empresa no requiere de esta aplicación, encuentra lo que pueda representarla: tarjetas, hojas membretadas, folders, sobres, etc. En caso de ser un empaque, recuerda que la forma debe ser ergonómica y funcional, combinándolo con un buen diseño y acompañado de la nueva línea gráfica. Recuerda experimentar con nuevos materiales que vayan con la imagen de tu producto para hacerlo más original.

Página web

Esta herramienta es importante ya que con ella podrás dar a conocer tus productos y servicios de manera internacional. Con un buen contenido fotográfico, con diseño atractivo y juego de palabras clave, podrás posicionar tu página en las primeras búsquedas y aumentar tus ventas en el mundo online.

Redes sociales

Instagram y facebook son -actualmente- las mejores plataformas para impulsar tu producto o servicio. ¿De qué manera? Utilizando estrategias de marketing digital previamente planeadas con contenido de calidad junto con una buena y atractiva presentación, no solo en diseño sino también en la forma de mostrarlo: gif, video, imagen, story, etc.

Al igual que tener un área de contabilidad o administrativa, es muy importante contar con un diseñador gráfico en tu empresa, ya sea dentro de ella o como freelancer, pero siempre considerarlo como indispensable para generar ese gran cambio y crecimiento. Hoy en día, el peso de la imagen visual es mayor. El mercado objetivo llega a generar empatía con las organizaciones únicamente por cómo se ven.

¿Qué tan atractiva crees que sea la imagen de tu negocio?

BMW M5 first edition: misma bestia, mejores modales

Por Manuel Bravo de la Vega

Hablar de cualquier BMW M, ha sido siempre a partir de la primicia de gran potencia enviada a las ruedas traseras —característica que lleva implícita— además de diversión, emoción y mucho respeto.

Y no digo que a este nuevo M5 se le pierda dicho respeto, porque hay que seguir teniéndolo, sólo que ahora, ese respeto se traduce en una experiencia de manejo más amigable, derivada de la utilización, por primera vez y en uno de los sedanes de alto desempeño de la gama más extrema de BMW, del sistema de tracción en las cuatro ruedas X-Drive.

Llevar al límite esos 600Hp, que entrega el V8 Twin Turbo, con el aplomo y confianza que transmite la tracción integral, es algo que nunca hubiéramos soñado en un M; sin embargo, con esta unidad que probamos no todo queda ahí.

Estamos hablando de una First Edition, de la cual sólo habrá 400 a nivel mundial y 4 de esas en México. Exclusividad y performance en su máxima expresión, con una pintura mate aplicada por BMW Individual llamada Frozen Dark Red Metallic y un interior que no descuida o cambia la comodidad para desempeñar su función como auto puramente deportivo.

No sé si próximamente la división M termine cediendo a las tendencias y empecemos a manejar automóviles con motorizaciones eléctricas. En lo que esto sucede, hoy nos entregan un sueño de auto para disfrutarse tanto en el día a día como en las más exigentes pistas.

¿Qué tan talentoso eres como ejecutivo?

Por Darius Stevens Wilhere – STRAVE

Lo contrario del verdadero valor de un ejecutivo es creer que un líder de negocios solo es valioso si es insustituible. La mayoría de los ejecutivos están en la posición en la que están porque son competentes y pueden hacer el trabajo de sus áreas mejor que nadie.

Pero el día en que alguno comienza a creer que el negocio sólo sobrevivirá si él mismo realiza todo el trabajo, es el día en que el negocio comienza a estancarse y el ejecutivo comienza el largo y doloroso viaje hacia el exceso de trabajo, la frustración y el agotamiento eventual.

La habilidad más valiosa de un ejecutivo siempre será lograr que otras personas realicen su trabajo. No importa lo duro que vea a un ejecutivo trabajando, en el momento en que los escucho decir que posiblemente no pueden tomarse un tiempo libre porque su negocio colapsaría, sé que necesitará entrenamiento y una reorientación de las prioridades. Cuando veo a un líder de negocios que puede tomarse un tiempo libre y el negocio continúa con éxito mientras está ausente, sé que es talentoso o que alguien talentoso trabaja para ellos.

Tomemos como ejemplo un ejecutivo de ventas, ¿cuál es más valioso para una empresa? el que puede trabajar él mismo hasta la muerte y cerrar la misma cantidad de contratos comerciales que diez vendedores, o el ejecutivo de ventas que establece un equipo de 20 vendedores que pueden cerrar contratos por sí mismos.

El primero no es un ejecutivo, solo es un excelente vendedor que necesita un asistente.

Pero el ejecutivo real tiene 20 personas de ventas que hacen el trabajo de vender, y ahora tiene tiempo para planificar cómo mejorar lo que sus vendedores están haciendo. Él no está corriendo frenéticamente de cliente a cliente tratando de hacer todas las ventas por sí mismos.

Sí, hay un valor en el trabajo práctico de un ejecutivo. Pero esto no es trabajo ejecutivo. Estas son simplemente tareas adicionales que el ejecutivo hace como cualquier otra persona en la organización.

¿En qué consiste el verdadero trabajo ejecutivo?

El verdadero trabajo consiste en hacer que otras personas realicen el trabajo.

Incluso si esto comienza cuando el ejecutivo interviene y realiza el trabajo por sí mismo, lo más rápido posible, deben capacitar a otras personas para que lo hagan y luego retirarse de él.

Una vez que se logra que esa persona produzca, el ejecutivo puede supervisarlos y corregirlos cuando sea necesario, pero siempre con la idea de construir áreas en el negocio para que otros realicen el trabajo y así ya no tenga que hacer ese trabajo.

Esta es la principal diferencia entre un ejecutivo que dirige una pequeña empresa, aunque tenga éxito, y un ejecutivo que puede construir una compañía masiva y en constante expansión que continuamente conquista un nuevo territorio. Y seamos claros, se pueden aprender habilidades ejecutivas como esta.

No tienes que trabajar hasta la muerte para siempre. Solo tienes que dejar de lado la idea de que al hacer todo el trabajo, está siendo un buen ejecutivo. Una vez que te das cuenta de que tu verdadero valor radica en hacer que otros trabajen, puedes centrarte en aprender cómo hacerlo de manera excelente para convertirte en verdaderamente talentoso.

Por supuesto, existen otras funciones ejecutivas, como la organización de áreas para producir mejor, la coordinación de la empresa o la empresa para que sea más eficiente, la creación de organigramas que agilizan las operaciones de la empresa, el desarrollo y la emisión de estrategias para la expansión y otras funciones ejecutivas.

Pero todas estas cosas deben estar siempre dirigidas a lograr que las personas realicen el trabajo y hagan más por hacer.

El ejecutivo que puede hacer esto no solo es extremadamente talentoso, sino que vale su peso en oro.