The Royals

The Royals

Por Christiane Foyo Gonzalez

El pasado mes de mayo, todos fuimos presas del evento del año, hablo por supuesto de la boda real. Y aunque todos observaron principalmente la decoración, el vestido, los invitados; los apasionados automotrices observamos el desfile de vehículos durante el pre, la boda y la post boda.

Naturalmente, sospechaba que veríamos marcas británicas, ya que la realeza es fiel en representar los vehículos más lujosos, exclusivos, prestigiosos y, por su puesto, fabricados en el Reino Unido. Desde la sobriedad de un Rolls Royce Phantom hasta la vanguardia tecnológica de un Jaguar E-Type Zero, concepto completamente eléctrico, por cierto, pieza única en el mundo.

Probablemente alguna vez se habrán preguntado porqué es tan característico el orgullo británico que los impulsa a diseñar, fabricar y comercializar marcas automotrices tan apasionantemente prestigiosas, innovadoras, detallistas, artesanales, tan “British”, tan “Royal”.

Mi conclusión del Britishpride de la realeza después de haber tenido la oportunidad de conocer tanto su país como a su gente, y redactando elegantemente lo que algún británico me expreso es la siguiente: la realeza representa lo mejor de la nación, la cara que dan al mundo, crean la percepción que tienen las demás naciones hacia ellos, y por lo tanto, ésta debe ser perfecta, impecable, puntual y detallista como sus vehículos. Cada marca tiene lo suyo, pero para mi no hay como poseer una marca de sangre azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *