Viva Arte Viva

Una de las ciudades más hermosas del mundo, cimentada en una laguna, llena de historia, grandeza arquitectónica, leyendas y arte en todas sus expresiones, Venecia, es hoy la ciudad sede de la bienal más importante de arte contemporáneo en Europa.

Viva Arte Viva, es el título de esta bienal y la exhibición número 57, que de forma ininterrumpida cada dos años se ha presentado desde su primera emisión en el año de 1895.

Esta vez fueron invitados 120 artistas de 51 países diferentes a exponer. Las principales áreas de exhibición están situadas en Giardini y en L’ Arsenale. Específicamente en estas áreas, es en donde 85 países cuentan con un pabellón propio. Además de estos espacios, toda la ciudad de Venecia se ve intervenida con instalaciones, magnas esculturas y diversas representaciones artísticas. Sin duda un destino obligado que visitar este año para los amantes del arte.

Viva Arte Viva se presenta desde el 13 de mayo al 26 de noviembre. Dos personajes importantes de esta bienal son: Paolo Baratta, director de la Bienal de Venecia y Christine Macel, curadora de arte.

El humanismo es el concepto curatorial alrededor del cual gira la bienal. En un mundo actual lleno de conflicto, el arte juega el papel de ser el testigo de lo más valioso, que es nuestra esencia humana. Es el terreno principal para la reflexión, la libertad de expresión y para generar cuestionamientos fundamentales, la voz de los artistas y la responsabilidad de influir en debates contemporáneos.

Viva Arte Viva es un grito de exclamación, un grito apasionado por el arte y por la posición del artista. Las recomendaciones que no te puedes perder de esta bienal son los mejores once pabellones: El pabellón de El Reino Unido, Estados Unidos, Corea, Francia, Italia, Austria, Túnez, África del Sur, Suiza, Alemania y Rumania.

Venecia, es hoy la ciudad sede de la bienal más importante de arte contemporáneo en Europa.

En una de las ciudades más románticas del mundo con paisajes únicos, el mejor pretexto para visitarla: el arte. Aún estás a tiempo de dar un brinco al viejo continente, visitar Venecia, comer unos cicchetti y brindar con un Aperol Spritz.