EL REGRESO DE LA TIGER MANIA

El golfista estadounidense Eldrick Tont Woods, mejor conocido como Tiger Woods, tuvo que ausentarse de los campos de golf debido a una operación en la espalda. Woods, de 40 años y ganador de 14 torneos de Gran Slam, jugó la ronda inaugural del Hero World Challenge, tras 16 meses de ausencia en los links; la última vez que lo vimos en los campos fue en Carolina del Norte, en agosto de 2015.

El 14 veces campeón de torneos de Gran Slam y ex número uno del mundo, ahora en el lugar 898º en el ranking, recuperándose de su operaciones está a punto de retornar a los links nuevamente.

"No puedo esperar para regresar allí y mezclarme con los muchachos", twitteó Woods después de su última práctica en vías de regresar a las canchas.

Durante todo ese tiempo estuvo luchando con lesiones de rodillas, piernas y espalda. Jugó sólo 32 rondas competitivas el año pasado, y 21 en 2014 después de otro regreso fallido. El año pasado, Woods se preguntó si quizás nunca volvería a jugar mientras luchaba contra los dolores de espalda.

Woods, con 79 títulos, a sólo tres del récord de la PGA que posee su compatriota Sam Snead, no ha ganado un torneo importante desde el US Open 2008, y ningún evento desde el Campeonato Mundial de Golf Bridgestone Invitational en Akron, Ohio, en 2013.

En abril se cumplen 21 años desde que Woods ganó su primera corona del Masters de Augusta, en 1997, estableciendo un récord para el campo en una exhibición dominante que encendió la "Tiger-manía" en el mundo.

Le espera una escarpada muy complicada que empezará a escalar hacia la cima donde llegó y se mantuvo ahí por muchos años y que revolucionó la mercadotecnia de este deporte. Bienvenido Tiger, ¡millones de aficionados queremos verte de regreso!

¡Fore! Un Tigre anda suelto con hambre de triunfo.